“Es un momento muy peligroso para los medios de comunicación en Venezuela”

Marianela Balbi, directora  ejecutiva de IPYS Venezuela, advirtió que la situación de los medios en Venezuela es dramática porque se está llegando al punto en que ese ecosistema de medios, tal como se conoció, está despareciendo.

Destacó que medios locales, que cumplían su función de información cercana al ciudadano, cerraron y que a esto se suma que El Nacional redujo dos días su circulación y El Universal dice que regularizará su circulación diaria en septiembre.

Enfatizó en que si bien muchos impresos han migrado a las plataformas digitales, presentan problemas. Citó el caso de ElNacionalWeb y de otros seis portales que han sufrido bloqueos y ataques.

“La crisis se presenta en el peor momento ante una situación de emergencia como la que hay en el sur de Venezuela, debido a las inundaciones y el sismo. Estamos en un momento muy peligroso y altamente riesgoso en el que podemos sufrir un apagón informativo en Venezuela”.

Semana de afectación. Marcos Ruiz, secretario del Sindicato Nacional de la Prensa, denunció que la afectación, en una sola semana, en 10 medios de comunicación es una situación inédita y sin precedentes. “Es una afectación masiva al derecho al trabajo, a la información y a la libertad de expresión. No tiene comparación alguna”.

Un total de 50 medios ha cerrado y en cuanto a la prensa local, 60% ha desparecido, de acuerdo con las estadísticas del SNTP. Detalló que entre los 10 medios afectados en esta semana hay algunos que cerraron, otros que ya no existían en papel sino en digital, y también en este formato desaparecerán; otros pasaron a una modalidad distinta: de contratos de trabajo a tiempo indeterminado los trabajadores cobrarán ahora por honorarios profesionales y otros, por la vía de la coacción, están obligando a sus trabajadores a inscribirse en el sistema patria para recibir su salario.

Andrea Garrido, coordinadora del Programa de Medios de Espacio Público, afirmó que el cierre de medios porque no pueden pagar los nuevos salarios es parte del problema económico que arrastran a lo largo de todos estos años. “La falta de papel y la imposibilidad de acceder a otros insumos van en detrimento del ejercicio periodístico, así como la escasez de efectivo constituyen una restricción indirecta a la libertad de expresión”.

Advirtió que sin medios no hay pluralidad de opiniones. “En un ecosistema en el que reinan los medios gubernamentales, la sociedad civil es la más afectada y, sobre todo, en el interior donde hay regiones que se quedaron sin medios impresos y tienen un Internet limitado por los cortes de luz. El problema económico termina de hinchar la burbuja de la desinformación”.

Gustavo Mohme, presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa, a título personal condenó la situación que se vive en Venezuela en relación con la libertad de expresión y prensa. “La situación de la libertad de prensa en Venezuela es extrema y los que hacen periodismo son héroes”.

Reiteró que un gobierno totalitario que no respeta la vida, menos va a respetar libertades. “En este momento, cuando renacen las libertades, por ejemplo en Argentina y Ecuador, resulta que en Nicaragua y Venezuela viven en la prehistoria”.

Jony Rahal, presidente de la Comisión de Medios de la Asamblea Nacional, dijo que la libertad de expresión se ha visto afectada de manera agresiva por todos estos mecanismos perversos implementados por el “régimen de Nicolás Maduro”.

Recordó que Conatel sancionó a las emisoras radiales y audiovisuales que incomodan al gobierno, debido a su línea editorial. “Envía oficios a emisoras radiales del país para extorsionar con las concesiones y regular las opiniones de los ciudadanos o el derecho a la información”.

Para el parlamentario, la Corporación Maneiro también utiliza el mecanismo perverso de monopolizar la materia prima de los periódicos y eso ha traído como consecuencia el control absoluto y con eso la hegemonía comunicacional.

Considera que el nuevo aumento salarial es “algo para estatizar las empresas privadas, incluso los medios de comunicación”.

Agregó que el gobierno, al violar la libertad de expresión con los ataques a los medios de comunicación, incurre en delitos de lesa humanidad.

Allanamiento y detención. Ayer fue allanada la residencia de los padres del periodista Alberto Rodríguez, a quien se le vincula con los drones en el atentado del presidente Maduro.

El Colegio Nacional de Periodistas de Caracas condenó la detención del reportero grafico Jesús Medina, el miércoles pasado, por parte de funcionarios del Sebin. Realizaba un trabajo junto con periodistas del extranjero en el Hospital Universitario de Caracas.

Los afectados

El Universal. Luego del anuncio de las medidas económicas, la Gerencia informó que no podía pagar el nuevo salario. El 22 de agosto les pidió a los trabajadores obtener el carnet de la patria para que sus salarios sean subsidiados 90 días.

Diario Los Andes. Este rotativo de Trujillo, que había anunciado el cese en su circulación el pasado 17 de agosto, estudia las medidas económicas para considerar mantenerse o no en la Web.

El Caroreño y el Diario de Lara. Apagaron sus rotativas el 24 de agosto por no poder cubrir los salarios y por la falta de insumos que los había obligado a reducir su paginación desde 2017.

UltimaHoraWeb. “Los esfuerzos para llegar vía digital se ven interrumpidos por las decisiones que en materia económica ha adoptado el Ejecutivo”, escribió en un comunicado el 25 de agosto. El impreso ya había dejado de circular.

Visión Apureña. El 27 de agosto anunció que dejará de imprimirse por falta de materia prima y ante la imposibilidad de asumir las medidas económicas. Este medio había pasado a semanario en mayo de 2018.

Webnotitarde. El 27 de agosto la administración informó a los trabajadores que funcionarán hasta hoy y que serán liquidados. Argumentaron que no pueden cubrir la nómina. A algunos les ofrecieron pago por honorarios profesionales.

Diario Las Noticias. Este periódico de Cojedes liquidó al personal el 28 de agosto por no poder mantener la nómina. Funcionarios de la Inspectoría del Trabajo sugirieron a los empleados registrarse en el sistema patria y solicitar un amparo.

Noticiero 52. Este medio de Valencia liquidó a los trabajadores y cambiará el estatus de los empleados ante el aumento salarial decretado por el presidente Nicolás Maduro.

Nueva Prensa. El rotativo de Guayana anunció que no seguirá imprimiendo por falta de insumos y el despido de 23 trabajadores, al menos, de los 40 en nómina. Intentarán el pase a digital.

Fuente: El Nacional