General detenido por conspiración había recibido beneficio procesal de la Corte Marcial

Al general retirado Ramón Lozada Saavedra, quien ya había sido aprehendido en 2017, la justicia militar le había extendido el régimen de presentación ante el tribunal de 15 a 30 días. La medida fue informada 24 horas antes de la acusación  del ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez. En 2018 recibió medida humanitaria por el deterioro de su salud


El general retirado Ramón Antonio Lozada Saavedra (Guardia Nacional), quien fue detenido en 2017 acusado de conspirar, estaba bajo arresto domiciliario y gozaba de una medida humanitaria desde marzo de 2018,  cuando fue sorprendido con la nueva aprehensión realizada en su residencia de Barinas por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgicim), el miércoles 26 de junio.

Horas después se conoció de la acusación hecha por el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, quien lo vinculó con una supuesta conspiración contra el gobernante Nicolás Maduro y el presidente de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello.

“El presidente de la Corte Marcial, general de división Edgar Rojas Borges,  un día antes de esta nueva detención, el martes 25 de junio, nos informó de forma oral que al general Lozada Saavedra, se le había extendido el plazo del régimen de presentación ante el tribunal de 15 a 30 días. El mismo magistrado quedó sorprendido con la detención y esta nueva acusación”,denunció la abogada del oficial, Yasnaia Villalobos, a TalCual.

Villalobos sostuvo que la nueva detención se hizo sin que mediara ninguna solicitud u orden por escrito y sin que el alto oficial fuera conseguido cometiendo un delito en flagrancia. Calificó la aprehensión como “sorpresiva e incongruente”.

La abogada explicó que sí la acusación se relaciona con la primera imputación, en enero de 2017, en el Tribunal Primero de Control Militar, debería revocarse la medida de privación de libertad porque hasta ahora no se ha hecho la audiencia de juicio. Agregó que si se trata de una nueva causa y la investigación tenía tiempo, según las palabras del ministro Jorge Rodríguez, entonces resulta inexplicable que no hubiese ninguna sustentación penal para la reciente aprehensión. El oficial llegó a la sede de la Dgicm, en Boleíta, la noche del miércoles 26 de junio.

En esta nueva acusación, de acuerdo con el fiscal constituyente Tarek William Saab, a los supuestos involucrados en un golpe de Estado se les precalificaron los delitos de terrorismo, conspiración, homicidio frustrado, traición a la patria y asociación para delinquir.

Yasnaia Villalobos agregó que, hasta ahora, no se conoce de ningún atropello físico contra el general  retirado Ramón Antonio Lozada Saavedra, a quien se le permitió comunicarse con la defensa y se le proveyó de comida, pero sí denunció irregularidades procesales.

El general Lozada Saavedra fue director de Recursos Humanos del Ministerio de la Defensa en los tiempos en que el general de división (Ejército) Raúl Isaías Baduel era el titular del despacho castrense. Esta es la segunda vez que el oficial de la GN es vinculado junto a Baduel en una presunta conspiración. El 24 de enero de 2017, días después de que el gobierno de Maduro instalara el Comando Antigolge, el oficial fue detenido y acusado por los delitos de instigación a la rebelión y traición a la patria. Este expediente es la causa número del Tribunal Primero de Control Militar en 2017.

“Voy a delegar la batalla contra el golpe de Estado en un Comando Especial Antigolpe, por la paz y la soberanía que se dedique las 24 horas del día a tomar las medidas preventivas, legales y correctivas contra todos los sectores golpistas y terroristas a nivel interno”, anunció el presidente Nicolás Maduro a principios de 2017.

Lozada Saavedra fue uno de los 9 altos oficiales degradados en la Fuerza Armada Nacional (FAN) según consta en El decreto 2.399 publicado en Gaceta Oficial N° 41.350 del 28 de febrero de 2018. El grupo lo encabeza el General Baduel, detenido actualmente en una celda de seguridad en Fuerte Tiuna, y quien también es acusado por el gobierno de Maduro de participar en una nueva rebelión.

Medida humanitaria

Para el momento en que se le otorgó la medida humanitaria, hace año y medio, el general Lozada presentaba un delicado cuadro de salud que incluye un peso de 43,800 kgs, hipertensión arterial, Diabetes Mellitus Tipo 2 y Trastorno Mixto de Ansiedad y Depresión.

Estas patalogías fueron diagnosticadas por la Junta Médica del Hospital Vicente Salias (hospitalito) de Fuerte Tiuna.

Fuente: https://talcualdigital.com/