Murió el ex presidente de Petróleos de Venezuela Nelson Martínez mientras estaba detenido

Nelson Martínez (67), expresidente de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y Citgo, murió este miércoles 12 de diciembre mientras estaba bajo custodia policial. Estaba detenido desde finales de 2017 por supuestos delitos de corrupción, pero nunca fue a juicio.

La Fiscalía General de Venezuela dijo en un comunicado que Martínez padecía una enfermedad grave y crónica que lo llevó a la muerte “en un centro de salud donde permanecía internado”. Sin embargo, es probable que lo sucedido centre la atención en las condiciones en las que el gobierno mantiene a oponentes y ex funcionarios.

Este deceso se produce dos meses después de que un concejal opositor encarcelado muriera en lo que el gobierno insiste en que fue un suicidio.

Martínez y Eulogio Del Pino, también exministro del Petróleo y expresidente de PDVSA, fueron capturados el 30 de noviembre de 2017 bajo sospecha de malversación de fondos públicos, asociación para delinquir y legitimación de capitales.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, exigió una investigación para saber qué ocurrió con Nelson Martínez:

El sitio de reclusión fue la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar ( Dgcim) y cuando se complicó fue trasladado al Hospital Militar, donde permaneció en terapia intensiva.

Martínez era un químico graduado en gerencia tecnológica del Instituto Tecnológico de Massachusetts y se desempeñó como presidente de Citgo, la filial estadounidense de PDVSA, desde 2013 y hasta enero de 2017. Las autoridades lo acusaron de presuntos delitos de corrupción relacionados con la firma de contratos en condiciones desventajosas para Citgo, que opera tres refinerías en Illinois, Texas y Luisiana con una capacidad de 749,000 barriles por día.

PUBLICIDAD

Tanto Martínez como Del Pino llegaron a la cima en la industria petrolera durante el gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro, quien fue elegido presidente en 2013 tras la muerte de antecesor y padre político Hugo Chávez, quien gobernó Venezuela entre los años 1999 y 2013.

Los arrestos se produjeron en momentos en que se evidenciaba ya una severa reducción de la producción de PDVSA y la caída de los precios internacionales del crudo que ha generado una grave crisis financiera en el país, que recibe cerca de 96% de sus ingresos en divisas por la venta del petróleo. La producción petrolera de Venezuela se ha desplomado a su nivel más bajo en siete décadas.

Tras la orden de Maduro de abrir una investigación en la industria petrolera, las autoridades han detenido por hechos de corrupción y otras irregularidades a 96 funcionarios de PDVSA, más de dos decenas de ellos son altos gerentes y dos expresidentes de la corporación, de acuerdo con cifras de la Fiscalía General.

Rafael Ramírez, quien era el superior de Martínez antes de ser expulsado también como presidente de PDVSA, dijo que su viejo colega nunca quiso asumir el liderazgo del monopolio petrolero sabiendo que eso afectaría su frágil salud luego de una cirugía a corazón abierto realizada hace unos años.

“Esta muerte es responsabilidad de Maduro”, dijo en una entrevista Ramírez, quien enojado se distanció de gobierno el año pasado en medio de acusaciones de que él también había estado robando a PDVSA. Hoy está en el exilio.

La corrupción ha sido durante mucho tiempo rampante en Venezuela, que posee las reservas de petróleo más grandes del mundo, pero los funcionarios rara vez rinden cuenta. La Fiscalía del Sur de Florida lleva a cabo la investigación “Money Fly”, denominada por expertos como el caso de lavado de dinero más grande de Miami. Justamente se trata de dinero desviado de PDVSA por exfuncionarios y empresarios que pagaron sobornos para obtener contratos.

Martínez fue reemplazado en PDVSA por un general del ejército sin experiencia previa en el sector petrolero.

Ramírez aseguró también que Martínez estaba recluido en aislamiento en un cuartel de la Dirección de Inteligencia y Contrainteligencia Militar (DGICM) en la capital venezolana y se le negaron repetidamente las visitas de los médicos de su familia, lo que provocó una depresión que empeoró después de que se enfermó de problemas renales hace unas semanas.

Fuente: https://www.univision.com/